Lumina se creó en la década de los ochenta por Tommaso Cimini. Ideo una lámpara en la que su forma debía subordinarse a su función. Esa lámpara es la Daphine, una lámpara simple limpia e icónica que redactará la historia de Lumina. Con su geometría simple y ergonómica Daphine es muy admirada por arquitectos y diseñadores.
Su afán por crear y fabricar sus productos en talleres de forma artesanal y su control de calidad son los puntos fuertes de esta empresa. Hoy es un referente en el mundo de la iluminación y una de nuestras lámpras imprescindibles.